Blog

Guía de uso, limpieza y mantenimiento de Botas PANTER

...

Aumenta la vida útil y el disfrute de tus botas Panter con los siguientes consejos de uso, limpieza y mantenimiento.

Consejos de uso

  • Comprueba que el interior de las botas esté siempre libre de restos de suciedad. Se recomienda sacudir o cepillar el interior, ya que las pequeñas piedras pueden dañar tus pies o el forro, pudiendo llegar a afectar a la impermeabilidad.
  • Para disfrutar de extra de comodidad y aprovechar al máximo las características técnicas de la bota, es muy importante la elección de un calcetín adecuado. Estos deben tener un buen ajuste al pie y costuras planas para evitar rozamientos con la piel. Es preferible que estén hechos de materiales que ayuden a expulsar la humedad, que sean de gran resistencia y que dispongan de cierto nivel de acolchado. También es importante que prestes atención a su capacidad termo-reguladora, no la descuides.
  • A la hora de atar los cordones, procura encontrar el nivel adecuado, el pie debe estar firmemente ajustado dentro de la bota, pero sin una presión demasiado fuerte. Mantén una buena holgura para los dedos y una correcta sujeción del talón.
  • Los cordones están tratados para tener una alta resistencia a la abrasión y para no absorber humedad, lo cual puede provocar que sean algo más resbaladizos que unos cordones normales. Para evitar que el nudo se desate, te recomendamos realizar un doble nudo.
  • Lleva calcetines de repuesto contigo para el caso de rutas largas o climas cálidos. Es conveniente cambiarlos regularmente para favorecer la evacuación del sudor.

Consejos de limpieza

  • Quita la plantilla y seca el calzado de forma natural. Nunca lo expongas directamente a ninguna fuente de calor, esto lo podría dañar.
  • Una vez seco, cepilla la suciedad interior y exterior de la bota.
  • Si el exterior de las botas está muy sucio, lávalo bajo un chorro de agua tibia con ayuda de un cepillo, quitando antes los cordones. En caso de suciedad extrema también te puedes ayudar de un poco de jabón neutro o una mezcla de vinagre y agua a partes iguales. Aplica producto impermeabilizante tras cada lavado para recuperar su impermeabilidad.
  • Por razones de higiene, puede ser también aconsejable lavar ocasionalmente el interior de la bota y la membrana. Quita la plantilla y lava con un cepillo bajo un chorro de agua tibia.
  • Nunca uses jabón en el interior, tampoco las laves a máquina.
  • Una vez secas, guarda las botas en un lugar seco y ventilado. Si van a estar sin ser usadas durante un largo periodo de tiempo, puedes  introducir bolas de papel arrugado para mantener la forma de la horma.

Consejos de mantenimiento de la piel e hidrofugación

  • La piel natural o cuero es un producto que requiere mantenimiento para no secarse y cuartearse. Aplica periódicamente crema nutritiva para pieles apta para calzado con membrana. El uso de otros productos basados en grasas, aceites o silicona, pueden dañar la capacidad de transpiración de la piel.
  • Para un correcto funcionamiento de la impermeabilidad de la membrana, todos los materiales exteriores de nuestros productos han sido sometidos a un profundo proceso de hidrofugación, pero este tratamiento hidrorrepelente no es eterno. Aplica periódicamente spray hidrofugante (compuesto de silicona fluorada) sobre la superficie de la bota.